alfonzamariaeppinger.com

 

 

ORACIÓN PARA IMPLORAR FAVORES
POR INTERCESIÓN DEL SIERVO DE DIOS Madre Alfons Marie

 PrintKontaktBack

Señor, nuestro Dios

Tu concediste a Madre Alfons María, desde su infancia,
la Gracia de sentirse atraída por el Misterio de la Cruz  y en ella descubrir el Amor Misericordioso  con que amas todos los hombres.
Le diste la inspiración de fundar una Congregación destinada a manifestar ese mismo amor,  a través del servicio prestado a aquellos  que sufren en su cuerpo y en su alma,  y la fortaleciste con el poder de la Eucaristía  para así participar en la obra de la Salvación.
Con su ejemplo, enséñanos a dejarnos transformar  por el Amor de Cristo Salvador para dar testimonio,  a través de nuestra vida, a todos aquellos  que encontramos en nuestro camino.
Escucha la oración que te presentamos  por su intercesión ..................................,  y así por tu Voluntad, concédenos la gracia  de venerar a Madre Alfons María entre los Santos de Dios.
Por Jesucristo, tu Hijo y nuestro Salvador.
Amén.

 

Imprimatur, Estrasburgo 2004

Cuando sus oraciones por intercesión de Madre Alfons María han sidoescuchadas, por favor informe a

Maison Mère - Postulation M.A.M.
2, rue Principale - B.P. 5
F - 67110 Oberbronn
 e-mail : postulazionemam@libero.it

Experiencia espiritual


Elizabeth Eppinger


Nació el 9 de septiembre de 1814 en el Balneario de Niederbronn, en el norte del Alsacia (Francia) en una familia de modestos campesinos. Era la primera de once niños, crece en un ambiente de familia, de parroquia y de aldea; de salud frágil, conoce la prueba de la enfermedad durante su juventud. Elizabeth, dotada de personalidad fuerte y de una gran sensibilidad, quiere sobre todo “conocer a Dios, amarle y agradarle”.
En los años de su enfermedad Elizabeth vive una experiencia espiritual muy fuerte. Alrededor del año 1846 su intimidad con Dios causa admiración de cuantos la rodean. El Padre Juan David Reichard, párroco de Niederbronn desde 1823, es testigo privilegiado de todos los acontecimientos. Sorprendido por aquello que pasa durante la enfermedad de Elizabeth se siente obligado de informar a su obispo, Monseñor Andrés Räss, obispo de Estrasburgo desde 1842 a 1887, quien se interesa por todo lo que concierne a Elizabeth. Va personalmente a Niederbronn en Julio de 1848 y se muestra convencido del destino particular reservado a esta joven Cristiana.
Atraída a contemplar a Jesucristo, particularmente en su Vida y en su Pasión, Elizabeth descubre la manifestación del amor de Dios ofrecido a todos los hombres. Más por propia experiencia sabe que el sufrimiento, cualquiera que sea la causa de su origen, puede impedir encontrar a este amor. Por eso se siente impulsada a consagrarse a Dios para aliviar los sufrimientos y todos los males de los hombres en su cuerpo y en su alma. Esta intuición que ha experimentado el corazón de Elizabeth llega a ser el fundamento de su obra. Durante el año 1848 se siente llamada a fundar un instituto religioso con el apoyo del cura párroco de su pueblo. Con una fe profunda el Padre Reichard se compromete en la realización de este proyecto aprobado por Monseñor Räss.

Fundación

En el contexto de caos social y político del siglo XIX, dar a conocer el amor de Dios y comprometer su vida para responder a las aspiraciones y los anhelos que habitan en el corazón de todo hombre, más el reconocimiento de su dignidad, paz y felicidad marca a muchas Congregaciones fundadas en estas circunstancias de la época. Esto también es válido para la primera comunidad de Elizabeth Eppinger formada con algunas jóvenes compañeras el 28. de agosto de 1849 en Niederbronn. La orientación en los servicios de la comunidad ya se muestra en las primeras acciones de las Hnas. con la asistencia a los enfermos pobres en sus casas y la disponibilidad para con todos sin distinción de condiciones sociales y de religión. Así Elizabeth Eppinger pasa a ser la Madre Alfons María, primera Superiora General.
Las comunidades se multiplican a medida que las parroquias y las Comunas las solicitan en Francia, Alemania, Austria y Hungría con una apertura cada vez mayor a la diversidad de culturas, condiciones de vida y necesidades manifestadas.
Durante 18 años, Madre Alfons María, transmite a mujeres y jóvenes de diversas nacionalidades su deseo ardiente de dar a conocer el amor de Jesucristo Redentor a todos los hombres, a través de gestos, actitudes y servicios variados que alivien el sufrimiento y despierten esperanza.
La misión de las Hnas. del Divino Redentor fue confirmada por la Iglesia en el año 1866.
En el mes de julio de 1867 el Padre Reichard y la Madre Alfons María fallecen para estar junto a Dios con una diferencia de pocos días. El testimonio de la Madre Alfons María permanece como un fruto de la Gracia dentro de un corazón disponible para el amor de Dios.

Slovakia Germany Spain Croatia France India Netherland Ukraine Hungary Italy Portugal USA Angola Kamerun Tanzania Namibia Argentína